Hambruna mortal en el Cuerno de África, Nigeria y Yemen–EON del día 11/04/17


11 abril 2017

Como siempre, intento encontrar esas otras noticias, (EON), que me gusta guardar  y que no son portada de medio de comunicación alguno. Hoy, entre todas ellas, he escogido ésta por su carácter sensibilizador hacia ese desastre  que vive una gran parte de la humanidad sin que el mundo occidental sepa hacer nada para resolver su precariedad vital:

Acnur alerta de “muertes masivas” por hambrunas en el Cuerno de África, Nigeria y Yemen

La ONU advierte de que la crisis puede ser peor que en 2011, cuando murieron 260.000 personas

EFE

Ginebra 11 ABR 2017 – 14:19 CEST

Una mujer y su hijo, desnutrido, a las afueras de Mogadiscio (Somalia), el pasado marzo.

Una mujer y su hijo, desnutrido, a las afueras de Mogadiscio (Somalia), el pasado marzo. FARAH ABDI WARSAMEH AP

La agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) ha alertado este martes de “muertes masivas” por hambrunas en el Cuerno de África, Nigeria, Sudán del Sur y Yemen. El organismo ha advertido de que la crisis humanitaria puede ser incluso peor que la de 2011, cuando murieron 260.000 personas en el Cuerno de África. Tanto Naciones Unidas como la Cruz Roja se han quejado de la falta de fondos para hacer frente a estas emergencias, pues estos llamamientos obtienen entre un 3% y un 20% de la financiación demandada.

“El riesgo de muertes masivas por hambrunas entre las poblaciones en el Cuerno de África, Yemen y Nigeria está aumentando”, ha señalado el portavoz de Acnur, Adrian Edwards, en rueda de prensa. “Esta advertencia la hacemos a la luz de las sequías que también afectan a muchos países vecinos y a la escasez de fondos”, ha agregado. En el noroeste de Nigeria, 5,1 millones de personas sufren carencias serias de comida. Y en Yemen se vive la mayor emergencia alimentaria del mundo, con unos 7,3 millones de personas que necesitan ayuda ahora mismo, según Naciones Unidas.

La ONU ha avisado reiteradamente en los últimos dos meses de que más de 20 millones de personas están al borde de la inanición en cinco países: Etiopía, Somalia, Nigeria, Sudán del Sur y Yemen. En cuatro de los cinco países existen conflictos de larga duración que socavan los esfuerzos humanitarios, y en Somalia y Yemen se suma una sequía aguda, especialmente en el caso del país africano, que ha acabado con la capacidad de resistencia de la población. Allí hay 2,9 millones de personas necesitadas de asistencia, y la ONU calcula que un millón de niños menores de 5 años sufrirán malnutrición grave este año.

“Tenemos una conspiración de elementos que se refuerzan entre ellos. Está el conflicto, está la sequía y están los desplazamientos de las personas que huyen de ambos y que añaden presión en otras comunidades ya muy debilitadas”, ha constatado Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

En 2011, una hambruna atacó al Cuerno de África y 260.000 personas, la mayoría niños menores de cinco años, murieron. “Lo que queremos es evitar a toda costa que se repita esta catastrófica pérdida de vidas”, ha sostenido el portavoz de Acnur. Las agencias humanitarias de la ONU están advirtiendo de que una catástrofe parecida puede volver a ocurrir.

“Unas crisis humanitarias que serían evitables se están convirtiendo rápidamente en inevitables”, ha dicho en repetidas ocasiones Edwards, quien ha hecho hincapié en la necesidad de actuar de forma “inmediata” para poder frenar una catástrofe. Una urgencia que también ha recalcado David Hermann, coordinador humanitario para Somalia del Comité Internacional de la Cruz Roja. “La respuesta tiene que ser ahora, en las próximas semanas”, ha afirmado.

Acnur ha alertado también de que los desplazamientos ya están aumentando por la crisis, lo cual ha obligado a la ONU a elevar sus cálculos para este año para algunos países. En Sudán, donde el organismo preveía 60.000 llegadas de personas provenientes de Sudán del Sur, ahora se esperan 180.000. En Uganda, donde se calculaban 300.000 refugiados sursudaneses, actualmente se prevén 100.000 más.

Sudán del Sur vive una de las situaciones más complejas debido a que el conflicto activo impide la distribución de asistencia incluso cuando los trabajadores humanitarios están listos para entregarla. Unas 100.000 personas sufren ya hambruna en este país y cerca de un millón están al borde de ella. Otros cinco millones de personas necesitan ayuda alimentaria urgente. “El tema del acceso es clave. En Sudán del Sur y también en Yemen ocurre que, aunque tengamos los recursos para ayudar, no podemos hacerlo a causa de la incapacidad de acceder a zonas sumidas en la violencia”, ha lamentado Laerke, portavoz de la OCHA.

Original y fuente:  http://internacional.elpais.com/internacional/2017/04/11/actualidad/1491910318_774724.html#?ref=rss&format=simple&link=guid


 

enriquetarragófreixes

 


Anuncios

Acerca de etarrago y etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s