Difama que algo queda–EON 19/04/17

19 abril 2017

Hay noticias, una más de EON, (esas otras noticias), a las que no se les da gran difusión y que merecerían serlo. Traigo hoy hasta este olvidado rincón, una de ellas, una de las que debe hacernos sentir mal por ser como somos y/o por permitir que otros hagan lo que hagan con ese famoso “correveidile” o con ese otro no menos famoso dicho de “difama que algo queda” y que a tan trágicas consecuencias conduce en demasiadas ocasiones. Lo peor es que esa practica casi nunca tiene castigo.

Aquí dejo la noticia para la reflexión:

Una madre de 4 hijos se suicida tras ser acusada falsamente de abusar sexualmente de un menor

  • Durante el proceso, perdió la custodia de sus hijos y mantuvo una dura lucha judicial para tener derecho a visitarlos

19 abril 2017

Paco Rodríguez,  Madrid.

image_content_6394856_20170419141442

Sheila Griffin, de 36 años – Facebook

Una mujer, madre de cuatro hijos, no ha podido superar la depresión que le causó una falsa acusación de abusos sexuales y se ha quitado la vida. La británica Sheila Griffin, de 36 años, fue absuelta de los cargos de abuso sexual después de que fuera acusada de haber mantenido relaciones sexuales con un menor. Tras la denuncia, la mujer perdió la custodia de sus dos hijos y tuvo que sufrir una dura batalla judicial para tener derecho a visitarlos y pasar tiempo con ellos, informa “The Sun”.

Este cambio brusco en su vida la sumió en una profunda depresión, de la que no pudo salir. Sheila había intentado quitarse la vida en cuatro ocasiones mediante la ingesta masiva de fármacos. La quinta fue la definitiva. Su abuela encontró el cuerpo sin vida de la mujer sobre la cama de su domicilio de Manchester, después de haber tomado un cóctel de fármacos a los que tenía acceso debido a su depresión. El delicado estado de salud mental de Sheila la llevó a estar ingresada en un hospital psiquiátrico.

La madre de la víctima, Debbie Brown, dijo que “la grave acusación que sufrió Sheila le afectó gravemente durante los dos años que duró el proceso penal”. Fue precisamente esa lucha por limpiar su nombre y demostrar su inocencia la que la acabó con sus ganas de vivir. La autopsia confirmó que se trató de un suicidio y no de una intoxicación involuntaria. Dos días antes de su muerte, Sheila había tratado de ir a Edimburgo a ver a sus hijos.

Leer más:  Una madre de 4 hijos se suicida tras ser acusada falsamente de abusar sexualmente de un menor


enriquetarragófreixes

 


Anuncios

Acerca de etarrago

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s