Esa ternura que murió, esa vida que se va marchando, “tan callando”, “Partimos cuando nacemos, andamos mientras vivimos, y llegamos”


alberto-pancorbo_11

Alberto Pancorbo

06 noviembre 2018

Desde este rincón del olvido me atrevo a contar cualquier cosa. sí, necesito que quede en la Red para quien pudiera serle útil y para que a mi indeseable destino no sienta pudor por ser como es, con la cuasi seguridad de no ser visto estando aquí … o tan sólo muy visto, aunque quisiera que fuera absolutamente invisible

Ya no tengo capacidad formal, ni vital, para lanzar mi mensaje de “alegríapalcuerpo” de otros tiempos muy recientes, ni moco que llevarse al pañuelo de las curas revitalizantes.

No me queda capacidad para querer seguir, aún y siendo incapaz de mostrar cara de perro alguna ante el público cercano, ni formas de ser parecidas a las de quien quisiera, ya, dejar de estar.

El tiempo pasa, nos estamos haciendo viejos cuando ya lo somos, como diría mi cantautor favorito nacido en esa isla querida y de imposible, ya, alcance, pero quedan hilos que hacen desear que esto de irse debiera ser algo que se produjera de un modo sencillo, sí, con amor, con estupor – claro – pero, por favor, sin dolor, sin reproches, sin vueltas al oscuro pasado y sin nada con lo que malherir al alma dormida con la que vivo desde que fui capaz de sentirla.

Nada me queda por hacer, ni pedir, ni exigir, solo, quizás, algo más terrible que una posible marcha, quisiera irme con Ella, con la que quise como nadie y la que me hizo tan feliz hasta este momento, pero no puedo ser tan egoísta, Ella tiene su tiempo, su mundo, su querer … su muy distinto final.

N: Este alegato poco positivista y hasta algo macabro, nada tiene que ver con aquél que fui, ni con nadie conocido, pero ya existe, por fin, ese otro yo al que tanto dibujé en mis tormentosos sueños y en mis despertares en cama fría. La vida es lo que es … dura y escasa, especialmente cuando ya crees que se termina y nada que yo pueda creer, pedir, amar, odiar o exigir, la hará cambiar pues siempre ha sido así.

 

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Esa ternura que murió, esa vida que se va marchando, “tan callando”, “Partimos cuando nacemos, andamos mientras vivimos, y llegamos”

  1. Pingback: Hasta luego, volveré: “La única verdad es la realidad”(*) | Esas pequeñas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.