Eso de que te echen a los 59, el licor 43 y la fiesta de cada día


Fotografía de Robert Doisneau
.

23 diciembre 2018

Pepe estaba jodido, muy enfadado, pero no sabíamos muy bien por qué, se quejaba, casi gritaba y todos estábamos callados, muy callados, con cara de resignación y sin saber que decirle, pues lo suyo parecían lágrimas, si, amargas, tristes, y hasta sonaban a derrota. Su cara era un poema clandestino y perverso, casi pornográfico, te gusta pero duele, “le está pasando a él”, oigo a Marcos que me mira con cara de espanto mientras lo dice, y Marcos, empieza a mover la cabeza de lado a lado como si estuviera negando algo, pero Pepe estaba “salido de cuentas, o algo así”, pues cada una era mas gorda …
.
“Joder, me jubilé a los 59 y pensé que mi vida iba a cambiar, atpc* la empresa, el empleo de mierda y al gilipollas de Don Gregorio, mi Jefe, y a los mamones de los Bancos, pensé, se acabó lo de ir a lamerle el culo al Director de La Caixa y a rezar a los despachos de los clientes para que nos pagaran una parte de un todo que nunca llegaba, ya sabes, si les cierras el suministro, entonces no te pagan más. Lo dejé, ni siquiera se molestaron en hacerme un homenaje: Comprendo tus razones, Pepe, me dijo el Gregorio,  te daremos lo que te corresponde menos un poquito que nos devolverás en negro, luego dos años de paro y a los 61 te jubilas anticipadamente. Estaba harto y acepté. Mi hijo dejó su trabajo en Madrid porque no aguantaba a su Jefe,  y ahora, él, su mujer y sus dos hijos,  viven todos a mi costa y a la de sus suegros, mas o menos al 50%. Ellos, los consuegros, se quedan los niños entre semana, después del colegio y nosotros nos los quedamos los sábados y domingos. La pareja trabaja en un Hotel de Benidorm toda la semana y vuelven el Sábado por la tarde y aguantan  hasta el lunes al mediodía atendiendo, en parte, a sus hijos. Pero eso no es nada, eso da vida, todo prometía, pero ya no puedo más, amigos. Es un martirio, estoy a punto de explotar:
  • Que si has dejado los calzoncillos de color con la ropa blanca y luego se estropean, no puedo estar siempre pendiente de ti.
  • Que mira como has dejado el baño, todo por el medio y el espejo hecho una guarrería. Yo no soy tu criada, ahora ya no trabajas.
  • Que si para una cosa que te pido vas y se te olvida. Seguro que el café y la cervecita no se te ha olvidado.
  • Que si, ah, ya te has desnudado, podrías ir a comprar el Hola, total no tienes nada mas que hacer.
  • Que si ya está bien de fútbol y de deportes, no sabes ver otra cosa en la Tele.
  • Que si, nene, ya has manchado el suelo de la cocina, no te puedo dejar solo ni para hacer una ensalada.
  • Que no se para que quieres tanto ordenador y tanto telefonito, antes todavía, pero ahora, ¿para que quieres tanta maquinita?
  • Que ya está bien de comer que te estás poniendo como un cerdo. Claro tanto arrocito y tanta salida a jugar al dominó. Así estás. Te va a dar algo.
  • Que si bebes demasiado, que el médico ha dicho que no bebas alcohol ninguno y con gas aún menos. Luego, si te quedas paralítico o te da un ictus, veremos quien te cuida.”

.Y Pepe siguió así un largo rato, sin que nadie mediara palabra alguna, salvo las de rigor, ya sabéis: “No te preocupes, Pepe, no le hagas mucho caso, ellas tiene instinto maternal y lo hacen por nuestro bien” o aquello que siempre resulta tan recurrente que es darle una palmadita en la espalda y con gesto de funeral, decirle; “Pepe, en todas partes cuecen habas, ánimo” y … claro, Pepe, al final nos pregunta; “¿A vosotros os pasa lo mismo?”. No hubo respuesta, bueno, me refiero a que no hubo respuesta seria, balbuceos, cambio de tema y otras habilidades machistas al uso, pero al final “El Lopera” va y suelta; “Venga coño, dejaros ya de lloraditas y vamos a mamarnos esa del Licor 43 que lleva ahí arriba mas de 7 años sin que nadie la toque …” y la Fiesta continuó hasta altas horas de la mañana, hasta las nueve, más o menos.

.

atpc*: Apócope de una forma vulgar de mandar las cosas a otro sitio.

 .


 

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Eso de que te echen a los 59, el licor 43 y la fiesta de cada día

  1. Tan auténtico suena, tan bueno y tan bien contado … Siempre un placer leerte!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ah, y el apócope me encanta! 😂🥂

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Hasta luego, volveré: “La única verdad es la realidad”(*) | Esas pequeñas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.