Me miró y me recordó a quien siempre me amó


08 octubre 2018

Pensé en olvidarme del mundo y hago esta declaración en la seguridad de que nadie me ve, ni me escucha, ni suele entenderme… por favor, yo no existo, solo escribo para dentro de mil años, cuando me reencarne en Ella, cuando vuelva a existir y pensando en Ella, en ser quien quise, y fui, ser.

Pero ese extraño diablo vestido de realidad perversa me habló, y me dijo:

– “Usted es ese ser que yo esperaba”.

– Me temblaron las emociones escondidas en el saco de la olvidada pubertad madura, y me dije: Enrique, Eurico, Henry u/o hombre de la noche de las olvidadas y queridas pasiones de aquel sueño que materializaste en Ella, nada es igual a lo que tengo y pensé y le dije: Demonio eres genial, pero aparqué mis necesidades desde que me enamoré de una niña con ojos de color bonito y alma imprudente, bella, excelsa, tímidamente exuberante e insuficientemente golfa para que ese enamoramiento fuera posible.

– “Ah, entonces no es usted mi alma de destino, ser errante” – Me dijo

Mi alma descansó, me sentí feliz de ser así, de saber que mis convicciones, a mi edad, seguían siendo firmes. Me encanta saber que aún hoy, aunque nadie pueda creerme, soy así… mucho… que la sigo queriendo como cuando la conocí en el 66 y eso me parece todo, todo lo que quiero y lo que quise que fuera.

La vida es como es, a unos nos pone pruebas, a otros muchas más, entiendo que a mi me pusieron las que debían y resulté victorioso. Me encanta vivir y especialmente, como he vivido y vivo, con Ella y con todos los que quiero. Eso, según creo, debe ser un premio a algo que no sé cuando lo hice pero que, al parecer, lo hice bien.

..


 
 
 

Acerca de etarrago - etfreixes

""Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta""" (Albert. Camus)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Me miró y me recordó a quien siempre me amó

  1. Cuando se escribe así, como tú lo haces, no hay más remedio que meterse en tus letras y trasfundiendo las palabras hacerlas propias de aquellos que te leen y que pueden haber sentido o sentir el amor de forma parecida…solo parecida. No hay dos cosas iguales. Perdona, no me he podido resistir. Buena semana.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Hasta luego, volveré, no sé cuando, pero será en cualquier vida | Esas pequeñas cosas

  3. Pingback: Hasta luego, volveré, no sé cuando, pero será en cualquier vida … pero asomándome | Esas pequeñas cosas

  4. Pingback: Hasta luego, volveré, no sé cuando, pero será en cualquier vida … pero asomándome | Esas pequeñas cosas

  5. Pingback: Hasta luego, volveré, no sé cuando, será en cualquier vida … pero asomándome por el hueco de la cerradura | Esas pequeñas cosas

  6. Pingback: Hasta luego, volveré, no sé cuando, será en cualquier vida … | Esas pequeñas cosas

  7. Pingback: Hasta luego, volveré: “La única verdad es la realidad”(*) | Esas pequeñas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.